AcorTabs

El software para el acordeón. Tablaturas y mucho más.

Saludos! Para todos!, con el fin de poder ver todo los mensajes del foro con contenido html, deben hacer lo siguiente: Entrar a Perfil - Preferencias- luego busquen "Siempre permitir HTML :" y coloquen que si. Para finalizar undan el boton registrar. Es de suma importancia que hagan lo anterior. Gracias
Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF5425

    Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Comparte

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Jue Mar 25, 2010 10:34 pm

    A raíz de un comentario del Administrador realicé una gráfica de bajos para la mano izquierda que hemos de ver como quien mira un espejo: de hecho, la numeración de botones la tomé exactamente de la sugerencia que en su momento hizo el Admin.

    Si lo deseas, puedes bajar la siguiente gráfica del servidor:
    mediafire.com mediafire.com/i/?jgxbnjnzwti

    Los botones vienen apareados (no piensen mal): el botón uno corresponde al dos (son la misma tonalidad), el tres al cuatro, el once al doce, el nueve al diez, etcétera. Si observas la gráfica, he marcado unos círculos negros y otros los dejé blancos. Los blancos son bajos, es decir, son la nota más grave del acorde (el grado I, solamente una lengüeta suena). Los botones negros, en cambio, son acordes: tres lengüetas que producen los sonidos I-III-V de su escala.

    Puedes tocar la escala de Do cerrando el fuelle mientras presionas el botón tres (o sea, 3. C) de la gráfica de bajos. Es el tercer botón de arriba debajo de la línea más cercana a tu mano izquierda: produce el acorde de Do mayor. Haz la siguiente prueba, para que nos entendamos: pisa 13.14.15 C con tu mano derecha y luego 3. C de tu mano izquierda. Ambos deben dar el acorde de Do mayor (aunque en tu mano izquierda sonará un poco más grave).

    Espero que esta gráfica sirva para entender mejor la siguiente entrega.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Jue Mar 25, 2010 10:45 pm

    ¿Por qué hablo de “romper” con la armonía? Bien: antes de empezar, un poco de historia.

    Entre los antiguos griegos se desarrolló lo que hoy conocemos como “escala mayor de Do”. Es la que todos recitamos, Do-Re-Mi-Fa-Sol-La-Si-Do. Gracias a ella entendemos los saltos de tono y semitono: tono (Do a Re), tono (Re a Mi), semitono (Mi a Fa), tono (Fa a Sol), tono (Sol a La), tono (La a Si), semitono (Si a Do). Es también la base de la experimentación musical que creó las escalas menores: la escala de La menor (que se forma con los mismos sonidos que la escala de Do mayor) va saltando tono (La a Si), semitono (Si a Do), tono (Do a Re), tono (Re a Mi), semitono (Mi a Fa), tono (Fa a Sol), tono (Sol a La). Cuando se crea una escala diatónica a partir de cualquier sonido, sea Mi o Re o el que sea, se copian esos intervalos y ya está (aunque claro, en esos casos ya aparecerán las alteraciones, sostenidos y bemoles). En definitiva, “Do” es la escala modelo: lo que funciona en Do mayor, funcionará en las demás escalas. Lo cual nos lleva a lo siguiente:

    La escala de Do mayor es tan limpia, tan clara aún para los oídos no entrenados, que desde hace mucho tiempo la han tocado sobre otras tonalidades. Para decirlo en español: es válido tocar líneas musicales en la escala de Do, con tu acordeón, mientras los acompañantes están en otro tono.

    ¿Cómo hacerlo? Pues, empezando y terminando las líneas melódicas (que vimos en la entrega pasada) en el tono del acompañamiento. Es decir: si están tocando una melodía en la tonalidad de Mi, pues tú simplemente tocas de Mi a Mi... la escala de Do. Y así en los otros tonos mayores... a condición que sean tonos que están presentes en la escala de Do.

    (Éste es un tema endiabladamente complicado, pero no complicado por su ejecución –que ya vimos es muy sencilla, simplemente no te sales de la escala de Do pero respetas el tono del acompañamiento–: este tema es complicado por las explicaciones teóricas, que ya veremos al final de esta entrega.)

    Bien: espero que haya sido clara la explicación. Ahora viene lo difícil. De la escala de Do, que ya conocemos, “recortemos” de tal modo que podamos sonar solamente... de Sol a Sol. Sonará de la siguiente manera:

    15. C (“Sol”)
    4. C (“La”)
    27. C (“Si”)
    16. C (“Do”)
    28. C (“Re”)
    17. C (“Mi”)
    6. C (“Fa”)
    18. C (“Sol”)

    Es una escala “falsa” de Sol: ya que no está presente su grado VII, que es Fa sostenido. Vuelve a sonarla pero ahora presionando el botón 1 (uno) con la mano izquierda, que te dará el acorde de Sol mayor (1. C). ¿Qué tal te suenan juntos, ese acorde y la escala?

    Demos otra escala: vamos de Fa a Fa. En tu mano izquierda presiona 5. C, el acorde de Fa mayor.
    3. C (“Fa”)
    15. C (“Sol”)
    4. C (“La”)
    27. C (“Si”)
    16. C (“Do”)
    28. C (“Re”)
    17. C (“Mi”)
    6. C (“Fa”)

    Nuevamente, una escala falsa, ya que falta Si bemol, su grado IV. Pero vayamos más lejos: hasta el tono de Re menor. Toquemos abriendo el fuelle. Presiona el botón nueve (9. A) con tu mano izquierda mientras tocas la siguiente escala:

    13. A (“Re”)
    25. A (“Mi”)
    14. A (“Fa”)
    3. A (“Sol”)
    15. A (“La”)
    16. A (“Si”)
    28. A (“Do”)
    17. A (“Re”)

    Faltó Si bemol (las escalas de Fa mayor y de Re menor son relativas, es decir, tienen exactamente los mismo sonidos). Presentar este último ejemplo es un atrevimiento de mi parte, ya que el acompañamiento está en modo menor (a diferencia de los anteriores ejemplos). Pero ya lo explicaré.

    Voy a hacerles una aclaración, o más bien, una confesión: mi oído no está lo bastante entrenado. Para mí, todas estas escalas suenan bien: pero ya no son escalas diatónicas.

    Estamos saliéndonos de la armonía porque ya no estamos tocando en modo mayor, ni en modo menor. Estamos tocando en modo gregoriano.

    ¿En modo qué? Se preguntarán ustedes. Y con justa razón. Sucede que en la antigüedad, sólo existía la escala de Do. Era la única posible. Entonces, se aplicaba la escala de Do sobre cualquier otra tonalidad, y párenle de contar. No había manera de contrastar la construcción de los grados ni su aplicación sobre los acordes, mucho menos la de construir los acordes propios de cada tonalidad.

    Entonces.... (aquí viene lo bueno, vamos a divertirnos con esto): si tocamos la escala de Do “recortada” de Sol a Sol sobre un acompañamiento en Sol... estaremos tocando en modo mixolidio.

    Si tocamos la escala de Do “recortada” de Fa a Fa sobre un acompañamiento en Fa... estaremos tocando en modo lidio.

    Y si tocamos la escala de Do pero “recortada” de Re a Re sobre un acompañamiento en Re... estaremos tocando en modo dórico.

    ¿Por qué tanto nombre y tanta complicación? Pues, existen varias razones. La principal, que los intervalos propios de una escala diatónica se han alterado. También, que estos “modos” crean diferente sonido y por tanto deben considerarse de diferente manera; por ejemplo, el modo mixolidio se conoce como el modo “españolado” (o “árabe”, según algunos). Pero también, hay que reconocer que la teoría musical “debe” meterse a explicar todo, es decir, para “todo” debe existir una explicación. Y eso compadres, pues no siempre es bueno ni es sano.

    Vámonos por la sencilla, y digamos que nosotros, como intérpretes, podemos tocar la escala de Do sobre cualquier acompañamiento... si “recortamos” la escala.

    Bien: la tonalidad de Do mayor es un tema prácticamente inagotable. Es, como ya he comentado, una escala “modelo” y en verdad que es la más sencilla y completa. Pero ya es tiempo de terminar este tema. Pero no lo abandonaremos, no: que siempre habrá ejercicios y asuntos varios que comentar sobre la tonalidad de Do mayor. Ya volveremos a abordarlo. Pero por lo pronto, bajamos la cortina y cerramos el negocio.

    En la siguiente entrega veremos las diferentes fórmulas para crear acordes, desde el punto de vista de la tonalidad de Do mayor. Y con ello, terminamos.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Miér Mar 31, 2010 11:26 pm

    La búsqueda de acordes es prácticamente infinita: puedes pisar por intuición dos botones cualquiera y dar con un sonido que, sin saber ni cómo, entra en cierto momento y suena bien. Pero existen ciertas fórmulas que nos permiten crear acordes probados, producto del trabajo y la investigación. Para crear esta lista me he centrado en los siete acordes que componen la tonalidad de Do mayor: tres mayores (Do, Sol, Fa) y tres menores (Re, Mi, La, Si). Recuerden que los sonidos que se obtengan serán usados a discreción, es decir, no siempre entran, no son “fórmulas mágicas”; son más bien recursos para el acordeonista que siempre deberá estar consciente del contexto (en qué lugar, en qué momento) usarlos.

    Hay que hacer ciertas aclaraciones cuando se trata de construir acordes. En principio, si se hace un acorde mayor lleva necesariamente el grado III de su escala (es el grado “modal”). Pero, cuando se hace el acorde menor también lleva el grado III pero de su escala menor; entonces, se le coloca una “b” para señalar que se trata de una escala que no es la escala mayor; queda así: “IIIb”. No es muy correcto hacerlo, pero sirve como aclaración. También, algunos acordes exigen ir más allá del grado VII de la escala, y en ese caso, se usan números arábigos. Normalmente son los grados 9, 11 y 13... que en realidad son los grados II, IV y VI, respectivamente. Se les denomina así por comodidad, ya que son tonos “extraños” añadidos al acorde.

    He procurado presentar los acordes en su forma más completa pero también, cuando es posible, los he reducido a “consonancias”, acordes de sólo dos sonidos. Los acordes mayores posibles en el acordeón GCF de Do, Sol y Fa son incontables, como ya vimos; así que sólo los presento en su forma que me parece más útil musicalmente. Yo soy músico aficionado y medio autodidacta, así que no sé si mi criterio será el mejor; pido disculpas de antemano si dejo fuera algo importante.

    La digitación de los acordes no corresponderá siempre al orden en que presento los grados. Esto se debe a la construcción de nuestro acordeón, en la cual los grados III o V de un acorde a veces están “detrás” del botón que corresponde al grado I. Creo que por claridad así debo presentarlos, y la digitación, pues, corre a cargo de nuestros “deditos”. Espero no causarle a nadie una tendonitis. También, espero no equivocarme: si ven algún error, por favor reporten. Pero en fin, supongo que estarán impacientes: empecemos.

    Mayor: I-III-V. También se le conoce como “maj”, pero usualmente sólo se da el grado I. Por ejemplo, decir el acorde “Do” ya se entiende que es “Do mayor”. Es el acorde fuerte y alegre por excelencia.
    >Do mayor (I-Do, III-Mi, V-Sol):
    13.14.15. C
    Inversión III-V-I con Do como tono agudo (útil para “finales”):
    14.15.16 C.
    Abriendo el fuelle:
    24.25.3. A
    Abriendo, se puede hacer la inversión III-V-I pero es muy difícil:
    2.3.28. A
    >Sol mayor (I-Sol, III-Si, V-Re):
    26.27.28. C
    Misma inversión:
    24.25.26. C
    Abriendo el fuelle (inversión):
    12.13.3. C
    >Fa mayor (I-Fa, III-La, V-Do):
    3.4.5. C
    Misma inversión:
    4.5.6. C
    Abriendo el fuelle (inversión):
    27.28.18. A

    El acorde menor es la contraparte del acorde mayor: es triste, melancólico, evocativo. Se forma con los siguientes grados: I-IIIb-V. También se le conoce como “m”
    >Re menor (I-Re, IIIb-Fa, V-La):
    13.14.15. A
    Otro sonido una octava arriba:
    17.18.19. A
    Y cerrando el fuelle:
    25.3.4. C
    >Mi menor (I-Mi, IIIb-Sol, V-Si):
    2.3.16. A
    Una octava arriba:
    6.7.20. A
    Y cerrando el fuelle:
    14.15.27. C
    >La menor (I-La, IIIb-Do, V-Mi):
    23.24.25. A
    Suena demasiado grave. Su inversión IIIb-V-I es más agradable al oído:
    24.25.27. A
    Una octava arriba sigue sonando bien:
    27.28.29. A
    Éste último pero cerrando el fuelle:
    4.5.17. C
    >Si menor (I-Si, IIIb-Re, V-Fa#) (incorrecto en la tonalidad de Do mayor):
    12.13.26. A
    Cerrando:
    24.25.11. C

    El acorde aumentado es un acorde mayor al que simplemente se le “aumenta” un semitono la distancia entre sus grados III y V. Queda así: I-III-V#. También se le llama +, aug, 5#
    >Do aumentado (I-Do, III-Mi, V#-Sol#) (sólo es posible abriendo el fuelle):
    24.25.11. A
    Si tocas Do mayor, y luego Do aumentado, captas el cambio:
    24.25.3. A (Do)
    24.25.11. A (Do+)
    Su consonancia I-V# suena bien:
    24.11. A
    >Sol aumentado (I-Sol, III-Si, V#-Re#) (en la gráfica Re sostenido aparece como Mi bemol):
    3.12.22. A
    Una octava arriba (acorde casi imposible):
    26.27.1. C
    Consonancia:
    3.22. C
    >Fa aumentado (I-Fa, III-La, V#-Do#)
    14.15.1. A
    Consonancia:
    14.1. A
    ¿Cuándo se usan los acordes aumentados? No tengo idea: si alguien lo sabe, avíseme. Pero suenan bien, y usados quizá como preparación a un cambio de acordes, pueden entrar. Un ejemplo, viajando de “tercera” (Fa) a “segunda” (Sol):
    4.5.6. C (Fa)
    14.1. A (Fa+)
    //
    26.27.28. C (Sol)
    Suena bien, más o menos. Siempre que hagamos estos experimentos, cuidemos de no salirnos del “contexto”, que en este caso es la tonalidad de Do mayor (o sea: no olvidemos qué sonidos son la “segunda”, la “tercera”, Re menor, La menor, etcétera).

    Disminuido: I-IIIb-Vb (con el grado VI opcional). También se le conoce como “dim, dis, -, º”. Tanto el grado III como el V bajaron un semitono. Dentro de la tonalidad de Do mayor, sólo dos grados se acostumbran como disminuidos: Sol y Si.
    >Sol disminuido (I-Sol, IIIb-Sib, Vb-Reb):
    3.4.1. A
    Añadiendo el grado VI (VI-Mi):
    3.4.1.6. A
    Consonancia (sin los grados IIIb ni VI):
    3.1. A
    Ya vimos que el acorde grado II en la tonalidad de Do mayor es Re menor, y que ese grado II puede ir antes del grado V (Sol mayor o septimado). Pues bien, Sol disminuido puede ir antes que el Re menor para dar mayor “profundidad” al cambio. Probemos:
    13.14.15. C (Do)
    3.1. A (Sol dim)
    //
    13.14.15. A (Re m)
    24.25.26. C (Sol)
    ¿Qué tal? Suena muy completo el cambio a “segunda”.

    >Si disminuido (I-Si, IIIb-Re, Vb-Fa):
    12.13.14. A
    Añadiendo el grado VI (VI-Sol#)
    12.13.14.11. A
    Consonancia (sin los grados IIIb ni VI):
    12.14. A
    “Si” es el séptimo grado y debe sonarse disminuido. Tiene varios usos, entre ellos, el de cambiar de “sonido”: si estás en una cadencia, Si disminuido suaviza el cambio a otra cadencia o bien puede “frenar” el sonido y caer a Do.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Miér Mar 31, 2010 11:31 pm

    Vamos ahora con los septimados, el grado VII añadido en sus diferentes versiones.
    Séptima de dominante: I-III-V-VIIb. También: 7, dom7. El acorde septimado se usa para forzar un cambio. Como vimos en la primera entrega, podemos “regresar” de Sol a Do (“segunda” a “primera”) con Sol7, o bien “subir” de Do a Fa (de “primera” a “tercera”) con un Do7.
    >Sol septimado (I-Sol, III-Si, V-Re, VIIb-Fa):
    23.24.25.3. C
    Inversión III-V-VIIb-I:
    24.25.3.26. C
    Consonancia I-VIIb:
    23.3. C
    >Do septimado (I-Do, III-Mi, V-Sol, VIIb-Sib) (sólo es posible abriendo el fuelle):
    24.25.3.4. A
    Consonancia I-VIIb:
    24.4. A
    Vamos a probar estos acordes sonándolos en una cadencia muy popular, que es ir de “primera” al grado Vdim (Sol dim, en este caso), como enlace al grado III (Re menor) y de ahí a “segunda”, luego a “segunda” septimada, vuelve a “primera”, luego “primera” septimada, de ahí a “tercera” y de la “tercera” aumentada (como acabamos de ver) baja a la “segunda” septimada, de la cual se vuelve al reposo, que es la “primera”. Recordemos que estamos en la tonalidad de Do mayor y por tanto la “primera” es Do.
    13.14.15. C (Do)
    3.1. A (Sol dim)
    //
    13.14.15. A (Re menor, grado II)
    23.24.25. C (Sol, segunda)
    23.3. C (Sol7)
    13.14.15. C (Do)
    //
    24.4. A (Do7)
    3.4.5. C (Fa, tercera)
    14.1. A (Fa+)
    23.3. C (Sol7)
    13.14.15. C (Do)
    No sé si me explico, pero toda esta cadencia es como una serie de pasos para “transitar” por los acordes fundamentales de la tonalidad de Do mayor. ¿Qué tal?

    El acorde de menor séptima es simplemente el “septimado” que ya conocemos, pero sobre un acorde menor: I-IIIb-V-VIIb. También se le conoce como: m7. Dentro de la tonalidad, así como del instrumento, que estamos estudiando, no tiene gran utilidad: porque el acordeón diatónico trabaja fundamentalmente en “tonos mayores” (que como recuerdas producen melodías alegres, bailables). Pero veámoslo de todas maneras. Recordemos cómo es Mi menor:
    2.3.16. A
    >Mi menor septimado (I-Mi, IIIb-Sol, V-Si, VIIb-Re):
    2.3.16.5. A
    Sin el grado V (no podemos quitar el IIIb porque perderíamos el modo “menor” del acorde):
    2.3.5. A
    Así acabamos de ver el acorde La menor:
    27.28.29. A
    >La menor septimado:
    27.28.29.7. A (I-La, IIIb-Do, V-Mi, VIIb-Sol)
    Sin el grado V:
    27.28.7. A
    Recordemos Re menor:
    13.14.15. A
    >Re menor septimado (I-Re, IIIb-Fa, V-La, VIIb-Do)
    13.14.15.28. A
    Sin el grado V:
    13.14.28. A
    ¿Por qué no proponer una extravagancia? Abre tu mano derecha y cuenta cuatro tonos hacia atrás desde La, que será el pulgar: La, Sol, Fa, Mi. Luego entonces, de Mi puede seguir La (es su “segunda”). Vuelve a contar pero tu pulgar será Re: Re, Do, Si, La. Vemos que La es la “segunda” de Re. Y como ya sabes que la “segunda” de Sol es Re, y que Sol es la “segunda” de... de... ¡pues de Do!, propongo entonces esta escalera de sonidos:
    2.3.16. A (Mi menor)
    2.3.5. A (Mi m7, “segunda” de...)
    27.28.29. A (La menor)
    27.28.7. A (La m7, “segunda” de...)
    13.14.15. A (Re menor)
    13.14.28. A (Re m7, “segunda” de...)
    24.25.26. C (Sol, inversión III-V-I)
    26.6. C (Sol 7, una octava arriba, “segunda” de...)
    14.15.16. C (Do, inversión III-V-I)
    ¡Ah caray! Aquí como que me falló la teoría. Siento que no sonó tan claro como yo lo imaginaba, aunque honestamente respeté la armonía tal cual. Técnicamente a la “segunda” se le conoce como “cuarta menor” (cuatro tonos abajo, ¿te fijas?), pero quizá estas progresiones sean más útiles para otros instrumentos, como la guitarra. Recordemos ahora ese acorde que encontré en el libro de Foncho Castellar, un Si m7 sin el grado V:
    >Si m7 (VIIb-La, I-Si, IIIb-Re):
    15.16.17. A
    ¿Qué tal? Humildemente me quito aquí el sombrero ante ese gran barranquillero y acepto que quizá sea mejor así, pensar en estos acordes como un “picante” que le da sabor a la escala, y no nos metamos en mayores complicaciones.

    Ya vimos el acorde mayor séptima, como un “final” o “remate” monumental. Como su nombre lo indica, es un acorde mayor al que se le añade el grado VII de la escala mayor: I-III-V-VII. También se le conoce como: M7, maj7, 7+, Δ7. La verdad es que, si estamos en la tonalidad de Do mayor, sólo deberíamos estudiar el acorde Do M7: pero veamos también los otros dos acordes mayores, que son Sol y Fa:
    >Do M7 (I-Do, III-Mi, V-Sol, VII-Si)
    13.14.15.27. C
    >Sol M7 (I-Sol, III-Si, V-Re, VII-Fa#)
    12.13.26.3. A (inversión III-V-VII-I)
    24.25.11.26. C (misma inversión pero cerrando)
    >Fa M7 (I-Fa, III-La, V-Do, VII-Mi)
    3.4.5.17. C
    ¡Qué bien suena este acorde! Pero no ofrece continuidad: su sonido lleva implícita la resolución, sería muy difícil (para mí) sugerirlo como un acorde de enlace o de “invitación” hacia otros sonidos. Tal parece que el acorde M7 es como una firma, como un decir “se acabó”. Oigámoslo en su consonancia I-VII:
    >Do M7:
    13.27. C
    >Sol M7:
    23.11. C
    >Fa M7:
    3.17. C

    A continuación tenía en mi lista una serie de acordes en los cuales aparece el grado V bemol. Después de una tarde de estar intentándolos, he decidido no incluirlos en este listado. ¿La razón? Que musicalmente son desagradables. Se trata de los siguientes:
    >Séptima con quinta bemol: I-III-Vb-VIIb. También se le conoce como 7-5 y 7(5b).
    >Menor séptima con quinta bemol: I-IIIb-Vb-VIIb. También: m7(5b), m7-5, m7b5, º7, Ø
    >Séptima disminuida: I-IIIb-Vb-VIIbb (Grado VII doble bemol, se convierte en VI). También: dim7
    Para darles una idea de cómo suenan en general, oigan este Do con quinta bemol (grado I-Do, III-Mi, Vb-Sol bemol) (Sol bemol aparece en la gráfica con el nombre de Fa sostenido):
    24.25.26. A
    El intervalo del grado I (Do) al Vb (Sol bemol) forma un “tritono” (Do a Re, Re a Mi, Mi a Fa sostenido o, como en este caso, Sol bemol) que produce un sonido inquietante: por ello se dice que está prohibido en la música religiosa. Es un acorde feo, definitivamente. Busca “tritono” por internet y sabrás de qué hablo. Ah, y no lo suenes de noche...

    Mejor vamos con sonidos alegres, que sí nos sirvan para la música que queremos hacer. No es que sea supersticioso, simplemente creo que estudiar acordes, que nunca se van a utilizar, es una pérdida de tiempo y energía.

    Séptima aumentada es un acorde “aumentado” (que ya vimos) al que se le añade el grado VIIb: I-III-V#-VIIb. También se le conoce como 7+, aug7.
    >Do 7+ (I-Do, III-Mi, V#-Sol#, VIIb-Sib)
    24.25.11.4. A
    Un acorde difícil. Sin el grado III:
    24.11.4. A
    Lo curioso es que ese Sol sostenido (11. A) es único en todo el teclado. Probemos una inversión con Do arriba (V#-VIIb-I)...
    11.4.28. A
    ...y ya nos da un sonido “norteño” mexicano, bueno para rematar adornos (pero sigue siendo difícil).
    >Sol 7+ (I-Sol, III-Si, V#-Re#, VIIb-Fa) (Re sostenido es igual a Mi bemol)
    12.22.14.3. A (Es una inversión con Sol arriba)
    Un acorde, pues, bastante simple. Sin el grado III:
    22.14.3. A
    Se oye bien... si queremos imitar el silbato del ferrocarril.
    >Fa 7+ (I-Fa, III-La, V#-Do#, VIIb-Mib) (por el diseño de nuestro acordeón, no es posible sonar Do sostenido y Mi bemol dentro de una misma octava)
    14.15.22.1. A
    ¿Suena bien, suena mal? ¡Quién sabe! Oigámoslo sin el grado III:
    14.22.1. A
    Ahí queda; mejor sigamos adelante.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Jue Abr 15, 2010 10:44 pm

    Pido una disculpa por mi ausencia. Espero que para el día de mañana tendré lista una nueva entrega de este tema.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Vie Abr 16, 2010 11:36 pm

    Vamos con los acordes de Sexta.
    Si a un acorde mayor se le añade el grado VI, se le conoce como Sexta: I-III-V-VI. También: 6.
    >Do 6 (I-Do, III-Mi, V-Sol, VI-La)
    13.14.15.4. C
    Se parece al acorde M7. Oigámoslo como consonancia I-VI:
    13.4. C
    Demasiado áspera. ¿Qué tal como consonancia VI-I?
    4.16. C
    Ah! Mucho mejor.
    >Sol 6 (I-Sol, III-Si, V-Re, VI-Mi)
    26.27.28.17. C
    Exacto la misma digitación que el Do6. Consonancia I-VI:
    26.17. C
    ¡Suena bien! ¿Y en consonancia VI-I?
    14.26. C
    Todavía mejor.
    >Fa 6 (I-Fa, III-La, V-Do, VI-Re)
    3.4.5.28. C
    Es un acorde muy agradable al oído. En consonancia I-VI:
    3.28. C
    ¡Otra vez diré que suena bien! Veamos la consonancia VI-I:
    25.3. C
    Demasiado grave. Vámonos una octava pa’rriba:
    28.6. C
    ¿Qué tal? Pues no sé cuál será mejor.

    El acorde de Sexta menor es, por lógica: I-IIIb-V-VI. También se le llama m6. Y fíjense aquí en una curiosidad: no escribí “VIb” en su fórmula: eso quiere decir que el grado VI lo toma de su escala mayor. Esto no parece gran cosa hasta que nos ponemos a pensar: el grado VI mayor no es el mismo que el VI menor. Esto significa que el acorde m6 es un alterado, una combinación de escalas que hasta ahora sólo habíamos conocido en el acorde septimado. Perdón si me detengo a señalar esto, pero honestamente no lo sabía hasta hoy: el acorde m6 es un acorde menor con el grado VI de su escala mayor añadido. Escuchémoslos.
    >Re m6 (I-Re, IIIb-Fa, V-La, VI-Si):
    13.14.15.16. A
    Fácil y armonioso. Consonancia I-VI:
    13.16. A
    ¡Bien! Consonancia VI-I (una octava arriba):
    16.17. A
    >Mi m6 (I-Mi, IIIb-Sol, V-Si, VI-Do#):
    2.3.16.1. A
    Consonancia I-VI:
    2.1. A
    Consonancia VI-I (una octava arriba):
    1.6. A
    ¿Cuál suena mejor?
    >La m6 (I-La, IIIb-Do, V-Mi, VI-Fa#):
    24.25.26.27. A (inversión con el grado I arriba)
    Consonancia VI-I:
    26.27. A
    Una octava arriba (justo al final del teclado), sigue sonando bien:
    30.31. A
    Vamos a atrevernos con el tono de Si, aunque quizá suene incorrecto:
    >Si m6 (I-Si, IIIb-Re, V-Fa#, VI-Sol#):
    12.13.26.11. A
    ¡Ah caray! Pues su sonido arma bien. Consonancia I-VI:
    12.11. A (obviamente lo pisarás 11 y 12, lo presento así con fines puramente pedagógicos y sin ánimo de confundir, je je, ni de torcerle las falanges al estudiante)
    Consonancia VI-I:
    11.16. A

    Ya sabemos que los acordes completos suenan a veces demasiado “pesados” en el acordeón.
    ¡Bien! Combinando sonidos de quinta, de sexta y de séptima puede plantearse un juego que seguramente sonará extraño, pero que es muy usado en la música de rock y de “blues”. Consiste en lo siguiente: creas una consonancia I-V, la “aumentas” con una consonancia I-VI y la rematas con la consonancia I-VII. Es una forma de crear “movimiento” sin cambiar de tonalidad, ya que el grado I se mantiene. Luego ese grado I cambia, por supuesto, para ir dando consonancias en “segunda” y en “tercera”. El orden es: Do, repite Do, luego Fa, otra vez Do, luego Sol, otra vez Fa, y volvemos a Do. A ver qué tal suena. Los grados son el I, el V, el VI y el VIIb: para no estorbar, voy a escribir una sola vez la progresión y no voy a repetirla; con nuestros oídos bastará para captar la idea. La secuencia básica de consonancias es la siguiente:
    I-V
    I-V
    I-VI
    I-VIIb
    I-VI
    Empecemos.
    (Do)
    13.15. C
    13.15. C
    13.4. C
    24.4. A
    13.4. C
    (Do)
    13.15. C
    13.15. C
    13.4. C
    24.4. A
    13.4. C
    (Fa)
    3.5. C
    3.5. C
    3.28. C
    3.1. C
    3.28. C
    (Do)
    13.15. C
    13.15. C
    13.4. C
    24.4. A
    13.4. C
    (Sol)
    26.28. C
    26.28. C
    26.17. C
    26.6. C
    26.17. C
    (Fa)
    3.5. C
    3.5. C
    3.28. C
    3.1. C
    3.28. C
    (Do)
    13.15. C
    13.15. C
    13.4. C
    24.4. A
    13.4. C
    (y rematas con)
    13.15. C
    ¿Qué tal? Yo sé que parece ser (quizá es) una pérdida de tiempo, pero sirve como recordatorio de los grados V, VI y VIIb de cada tono. Ésta es música blues, y su progresión completa se conoce como “vuelta de doce compases”, que, si la tocáramos completa, sería: Do / Do / Do / Do / Fa / Fa / Do / Do / Sol / Fa / Do / Sol. (Termina en Sol, que es la “segunda”, para darle mayor dinamismo y volver a empezar; cuando la canción acaba, se cambia para terminar en Do.) Con ese acompañamiento salen infinidad de canciones, desde “Lucila” (Little Richard), “El Rock de la cárcel” (Elvis Presley), y por supuesto aquel tema viejito de la serie de TV “Batman”.

    Antes de cambiar de tema, conviene apuntar que de este juego se pueden hacer muchas variantes, la más conocida es la siguiente:
    (Do)
    13.15. C
    13.15. C
    13.4. C
    13.4. C
    13.15. C
    13.15. C
    13.4. C
    13.4. C
    Es decir, un “vaivén” entre las consonancias I-V y I-VI que vas repitiendo cuando cambias a “tercera” y a “segunda”.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Sáb Abr 24, 2010 1:43 am

    Imaginemos una escala cuyos grados vayan más allá del VII (la escala no cambia: simplemente vuelve a empezar). Por comodidad, más allá del grado VIII (que es el I otra vez) el numeral de los grados cambia a arábigos (ya no romanos) y nos permite crear acordes (y consonancias) con los grados que nos hemos brincado hasta ahora. Misma escala, nuevos sonidos. Aquí está:
    Do– Grado I
    Re– Grado II
    Mi– Grado III
    Fa– Grado IV
    Sol– Grado V
    La– Grado VI
    Si– Grado VII
    Do– Grado VIII
    Re– Grado 9
    Mi– (no se usa)
    Fa– Grado 11
    Sol– (no se usa)
    La– Grado 13
    Si– (no se usa)
    Do– (no se usa)
    Así, tenemos tres nuevos grados que se llamarán 9, 11 y 13. Si te fijas, los indicados con la frase “no se usa” son los que ya conocemos, los que ya hemos visto hasta ahora.

    Sería muy fácil, para nombrar un acorde con el grado 9, decir simplemente “grado II”, que en este caso es Re. Pero hasta donde yo entiendo, este cambio en la numeración nos sugiere hacer ese grado II en otra octava, para “alejar” los sonidos y no sonar tan pesados. Por ejemplo, una consonancia I-II sonaría:
    13.25. C
    Pero alejando ese “Re” hasta el grado 9, cambia su sonido:
    13.28. C
    ¡Hasta parece una consonancia diferente! Vamos a seguir esa lógica para estudiar los siguientes acordes de “novena”.

    Novena: I-III-V-VIIb-9. Éste es un acorde septimado al que se añade el grado 9, así que suma ¡cinco tonos! También se le conoce como “(2)”. Ese “2”, como ya explicamos, se debe a que en la práctica podemos adivinar el grado 9 simplemente imaginando el grado II (de Do sigue Re, lo subo una octava y ya, es el grado 9). Veamos si es posible hacerlo completo en el acordeón:
    >Do 9 (I-Do, III-Mi, V-Sol, VIIb-Sib, 9-Re) (sólo es posible abriendo el fuelle):
    24.25.3.4.5. A
    ¡Sí se puede tocar! Y tiene buen sonido, además. (Hay que meter también el pulgar.) ¿Se podrá hacer quitando los grados III y V?
    24.4.5. A
    Sigue sonando bien. En cambio, si le quitas el VIIb...
    24.5. A
    Mismo pero cerrando:
    13.28. C
    ...como que le falta “algo”. Cosa curiosa, sonándolo invertido 9-I mejora bastante:
    25.16. C
    Y con tres grados: 9-V-I, ¿qué tal? (Re, Sol, Do)
    25.15.16. C
    Conviene hacer esta clase de experimentos, para encontrar nuevos sonidos.
    >Sol 9 (I-Sol, III-Si, V-Re, VIIb-Fa, 9-La)
    26.27.28.6.7. C
    Obviamente estos acordes de cinco tonos están pensados para piano. En el acordeón diatónico son pura tortura. Sin los grados III ni V:
    26.6.7. C
    Sin el grado VIIb, de nuevo un sonido chillante:
    26.7. C
    La inversión 9-I sería:
    4.18. C
    ¡Suena bien! Y el “acorde” 9-V-I (La, Re, Sol)...
    4.28.18. C
    ...es demasiado difícil, ¿valdrá la pena?
    >Fa 9 (I-Fa, III-La, V-Do, VIIb-Mib, 9-Sol)
    3.4.5.1.18. C
    Curiosamente, no es tan difícil como los otros. Sin los grados III ni V:
    3.1.18. C
    Sin el grado VIIb:
    3.18. C
    Inversión 9-I:
    15.6. C
    Y el “invento”, grados 9-V-I (Sol, Do, Fa)...
    15.16.6. C

    Como vimos, el acorde 9 es un septimado con la novena añadida. El acorde “novena mayor” es prácticamente igual, sólo que su grado VII ya no es bemol: I-III-V-VII-II. También se le conoce como maj9, 9+, M9, Δ9. Puesto que en lo básico ya lo conocemos, pasemos rápidamente al acorde sin los grados III ni V:
    >Do maj9 (I-Do, VII-Si, 9-Re) (ya se puede hacer cerrando):
    13.27.28. C
    Los restantes acordes (sin el grado VII, la inversión 9-I y el “invento” 9-V-I) son, por lógica, idénticos a lo que ya vimos.
    >Sol maj9 (I-Sol, VII-Fa#, 9-La) (sólo es posible abriendo el fuelle):
    3.30.31. A
    >Fa maj9 (I-Fa, VII-Mi, 9-Sol):
    3.17.18. C

    Para crear un acorde menor basta con bajar el grado III a bemol. Puesto que estamos viendo añadido el grado VII, éste será bemol también. Así, la “novena menor” es: I-IIIb-V-VIIb-9. También se le llama m9, (m2). Aquí nos encontramos un problema: para sonar un acorde debes dar los sonidos que definen a ese acorde. Si no, no sonarán. Entonces, si vamos a tocar acordes menores... debemos incluir al grado IIIb. Veremos qué pasa, al fin y al cabo estamos experimentando.
    >Re m9 (I-Re, IIIb-Fa, V-La, VIIb-Do, 9-Mi)
    13.14.15.28.29. A
    Aquí sí me rajo. No pude hacerlo. Cortemos el grado V:
    13.14.28.29. A
    ¡Ni siquiera éste pude hacer! Sin el grado VIIb...
    13.14.29. A
    Tiene cierta vibración agradable, ¿verdad? Es como un acorde evocativo... lástima que sea tan difícil. Quizá lo encuentren un poco más fácil cerrando el fuelle:
    25.3.17. C
    Hagamos el “invento” 9-V-I de Re (ya no es un acorde menor) (Mi, La, Re):
    25.15.17. A
    ¡Suena bien! Aquí va un secreto: ésta es una buena terminación cuando toques una canción en la tonalidad de Fa.

    >Mi m9 (I-Mi, IIIb-Sol, V-Si, VIIb-Re, 9-Fa#)
    2.3.16.17.30. A
    Búrlense de mí si quieren, pero tuve que pedirle a alguien que pisara unos botones mientras yo pisaba otros. Ja ja, qué risa me da... Sin el grado V:
    2.3.17.30. A
    Ese Fa sostenido exige que pisemos el botón 30, ni hablar. Sin el grado VIIb:
    2.3.30. A
    Y sigue siendo difícil, caray. Vamos a sonar ese Fa sostenido dentro de la misma escala, a ver qué tal suena:
    2.3.26. A
    Perdió algo su sonido. Igual pero cerrando es más fácil:
    14.15.11. C
    Pero no gana nada su sonido, es simple, no agradable. Mucho mejor es la inversión 9-V-I (Fa#-Si-Mi):
    26.16.29. A
    Aquí va otro secreto: ésta es una buena terminación cuando toques una canción en la tonalidad de Sol.
    >La m9 (I-La, IIIb-Do, V-Mi, VIIb-Sol, 9-Si)
    27.28.29.7.20. A
    Bien: hacemos circos y maromas con tal de sonar estos acordes. Cortamos el grado V:
    27.28.7.20. A
    Ahora, sin el VIIb:
    27.28.20. A
    Aquí está la esencia del acorde... la tónica (I-La), el modal (IIIb-Do) y el grado 9 (9-Si). Mejor no puede sonar. Probemos la inversión 9-V-I (Si, Mi, La):
    27.17.7. C
    Y finalmente: ésta es una buena terminación cuando toques una canción en la tonalidad de Do.

    ¿De qué diablos estoy hablando? De... escalas relativas. Podemos sorprender al oído tocando acordes en escalas relativas, en las cuales suenan acordes (fíjense) que no presentan la tónica pero que sí tienen los tonos de la escala... de la tónica. Son como “primos hermanos”. Escuchemos un ejemplo muy simple en Do, rematado con este último acorde.
    13. C
    14. C
    15. C

    13.14.15. C

    27.17.7. C

    Es como un pequeño toque de “magia” que lleva al oído más allá (quizá se deba a ese tono de Si, no lo sé). Como creo haber explicado ya, las escalas relativas son aquellas que contienen exactamente los mismos tonos; Do mayor pues empieza en Do; La menor empieza en La. Pero contienen los mismos tonos: todos naturales. En este último ejemplo usamos notas de la escala de La menor, fueron La, Mi, Si, inmediatamente después de un Do mayor, que fueron obviamente Do, Mi, Sol. Fueron (salvo Mi) notas muy diferentes pero no chocaron al oído. Veamos de nuevo el mismo ejemplo pero rematando, de manera más tradicional, con un La menor (La, Do, Mi).
    13. C
    14. C
    15. C

    13.14.15. C

    27.28.29. A

    De algún modo le falta esa “chispa” del ejemplo anterior (se parecen demasiado los dos acordes). Siguiendo con el tema, las escalas de Sol mayor y Mi menor son relativas entre sí porque son iguales (ambas contienen como única nota alterada Fa sostenido). Y otro tanto pasa con Fa mayor y Re menor (ambas contienen como única nota alterada Si bemol). Sigamos con otros acordes.

    La Novena añadida es simplemente un acorde mayor al que se añade el grado 9, y por tanto su fórmula es: I-III-V-9. También se le conoce como: add9, (9), add2, (2).
    >Do add9 (I-Do, III-Mi, V-Sol, 9-Re)
    13.14.15.28. C
    Suena bien sin el grado V:
    13.14.28. C
    Las demás variaciones ya las hemos hecho.
    >Sol add9 (I-Sol, III-Si, V-Re, 9-La):
    26.27.28.7. C
    Difícil de digitar. Sin el grado V:
    26.27.7. C
    >Fa add9 (I-Fa, III-La, V-Do, 9-Sol):
    3.4.5.18. C
    Es curioso cómo se igualan las digitaciones entre Do y Fa. ¿Si existiera una cuarta hilera de botones debajo de Sol, todo se digitaría igual en el acordeón? Muy probablemente. Sin grado V:
    3.4.18. C
    Esta novena añadida, en mi humilde opinión, no añade mucho al repertorio. No sé qué opinen ustedes.

    El acorde de Novena disminuida: I-III-V-VIIb-9b es el mismo acorde de novena, o “9” que ya estudiamos, pero añade una novedad: hay que bajar el grado 9 un semitono, convertirlo en bemol. También se le llama: dim9.
    >Do dim9 (I-Do, III-Mi, V-Sol, VIIb-Sib, 9b-Reb):
    24.25.3.4.1. A
    Demasiado difícil. Pero suena interesante: quitémosle los grados III y V.
    24.4.1. A
    ¡Ah caray! ¿Para qué servirá? Me lo imagino como un paso hacia Fa:
    24.4.1. A
    24.4.1. A
    24.4.1. A

    3.4.5. C

    Pero aquí hago trampa, ya que ese grado VIIb es el secreto detrás del Do septimado. Así que no estoy inventando nada nuevo.

    El acorde Sol dim9 (I-Sol, III-Si, V-Re, VIIb-Fa, 9b-Lab), en la altura a que estamos tocando “Sol”, es impracticable en nuestro acordeón: no existe un La bemol (o sea Sol sostenido) una octava arriba. Hay que hacerlo invertido. Vamos directo sin los grados III ni V.
    >Sol dim9 (9-Lab, VIIb-Fa, I-Sol)
    11.14.3. A
    Un acorde bastante “cucho” (“cucho, es pariente de lo “feo”). Sólo se salva si inmediatamente de él tocas Do mayor.
    >Fa dim9 (I-Fa, III-La, V-Do, VIIb-Mib, 9b-Solb): este acorde es impracticable. No es posible tocar Mi bemol y Sol bemol (Fa sostenido) simultáneamente (en la misma octava, que es la intención). Demos su consonancia I-9b (Fa, Sol bemol):
    14.30. A
    Y rechinan los dientes. A este acorde (perdón, consonancia) no le veo uso. ¿Su inversión? Grados VIIb-Mi bemol, 9b-Sol bemol, I-Fa:
    22.26.18. A
    Suenan demasiado “desligados” los sonidos.

    ¿Por qué el grado 9 bemol es desagradable? Porque está demasiado cerca de la tónica. Haz el siguiente sonido:
    24.1. A
    Son Do y Do sostenido. Aunque los separa una octava, para el oído están demasiado cerca uno del otro. Eso es justamente lo que pasa cuando al grado 9 (que es el grado II) lo bajas a bemol. En fin, tal parece que esta “novena disminuida” es tiempo perdido. ¿O no?

    El último acorde de esta entrega es una rareza: se llama Menor/ mayor 9, y se forma así: I-IIIb-V-VII-9. El grado III es de su escala menor, el VII de su escala mayor. Se le llama: min/maj9. Vamos a intentarlo con los sonidos menores de la tonalidad... a ver qué pasa.
    >Re min/maj9 (I-Re, IIIb-Fa, V-La, VII-Do#, 9-Mi):
    13.14.15.1.6. A
    No le hallo sentido. Sin el grado V:
    13.14.1.6. A
    Suena mejor... si estamos musicalizando una película de suspenso. Olvidemos que se trata de un acorde menor y vamos directo a sus grados I, VII, 9 (Re, Do sostenido, Mi):
    13.1.6. A
    El mismo problema: Do sostenido está justo antes de Re, y luego sólo un salto de tono para llegar a Mi. Es decir: los tonos están demasiado cerca unos de otros.
    >Mi min/maj9 (I-Mi, IIIb-Sol, V-Si, VII-Re#, 9-Fa#) (Re sostenido lo conocemos como Mi bemol):
    29.3.16.22.30.
    Tuve que hacer una inversión y colocar a Mi como el sonido más alto. Aún así no me suena. Con sus grados I, VII, 9 (Mi, Re sostenido, Fa sostenido) (tuve que poner a Re sostenido, o Mi bemol, como el sonido más alto):
    14.1.11. C
    Y yo soy el primer sorprendido. ¡Suena bien! Suena como... una terminación. ¿Quién sabe? Quizá sea un acorde útil después de todo.
    >La min/maj9 (I-La, IIIb-Do, V-Mi, VII-Sol#, 9-Si):
    23.24.25.11.16. A
    Es un acorde fuerte. Quizá por ese grado VII. Vamos a su acorde I, VII, 9 (La, Sol sostenido, Si):
    23.11.16. A
    Sigo en las mismas. No sé si se puede hacer algo con estos acordes mayor/ menor. Terminemos, aunque no sea muy correcto, con Si:
    >Si min/maj9 (I-Si, IIIb-Re, V-Fa#, VII-La#, 9-Do#):
    12.13.26.4.1. A
    Otro acorde enigmático, si consigues sonarlo. Su acorde I, VII, 9 (Si, La sostenido –o sea Si bemol-, Do sostenido):
    12.4.1. A
    Estos últimos acordes, la verdad, me suenan igual. Sin definición, sin fuerza: esperemos que los siguientes (que veremos en las próximas entregas, con los grados 11 y 13) tengan más personalidad.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Vie Mayo 07, 2010 12:58 pm

    Gracias por la paciencia. Aquí va la siguiente entrega, la del grado IV (llamado 11 en la formación de acordes).


    Última edición por El Samo el Lun Mayo 10, 2010 11:42 pm, editado 1 vez

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Lun Mayo 10, 2010 11:41 pm

    En lo personal, a mí me gusta el intervalo “marcial” que vimos hace poco. Es el salto del grado I al grado IV: es un salto fuerte, varonil, alegre (según como se vea). Hablando de Do mayor, es el salto de Do a Fa: de “primera” a “tercera”. Recordémoslo:
    13. C
    3. C
    ¿Cómo ha asimilado la teoría musical esta unión de grados? Es decir, ¿cómo se crean acordes pensando en este grado IV?

    Como ya se comentó, a los grados “extraños” se les asigna un número arábigo. El grado IV ya no se llama así: se le conoce como el grado 11. Aquí me he topado con algo curioso: el acorde de “onceava” requiere (por razones que desconozco) el grado VIIb, el grado 9, por supuesto el grado 11... y además, los grados I-III-V. O sea, ¡seis sonidos! La fórmula es: I-III-V-VIIb-9-11.

    Por juego y por broma, vamos a pedir ayuda y pisemos los seis botones en el teclado de nuestro acordeón, aunque yo sé que no fue diseñado para ello. Estamos escuchando: conociendo, analizando. Nuestro oído es tanto o más importante que nuestros dedos (nuestra digitación). Así que, vamos a escuchar.
    >Do 11 (I-Do, III-Mi, V-Sol, VIIb-Sib, 9-Re, 11-Fa) (Por culpa de ese “Si bemol”, este acorde sólo es posible abriendo):
    24.25.3.4.5.18. A
    Obviamente es un acorde para piano (incluso en guitarra suena débil). ¿Qué sonidos podemos dejar fuera, manteniendo sin embargo el carácter del acorde? Probemos sin el III ni el V:
    24.4.5.18. A
    ¡Suena igual! Cortemos el grado 9:
    24.4.18. A
    Es como un acorde expectante, que está en busca de resolución. Los siguientes pasos ya los conoces: primero, el grado I-11 (ahora sí cerrando)...
    13.6. C
    Luego, la inversión: los grados 11-I (Fa-Do):
    3.5. C
    ¿Cuál es la intención de este acorde? No lo sé. Las dos consonancias suenan bien.
    >Sol 11 (I-Sol, III-Si, V-Re, VIIb-Fa, 9-La, 11-Do)
    26.27.28.6.7.8. C
    Aquí podemos ver un patrón. Si partimos en dos este acorde, veremos que los botones 26.27.28. C producen Sol mayor; se les añadieron 6.7.8. C, que naturalmente (por ser consecutivos en la línea de adentro) producen Fa mayor. ¡El acorde 11 es la suma de dos acordes mayores!

    Vamos más allá (y espero no confundir a nadie). Cuando de Sol brincas a la “tercera”, saltas así (cuenta en tu palma izquierda a partir del pulgar): Sol, La, Si, Do. Bien. Volvamos a empezar: ¿cuál es la “tercera” de Do? Do, Re, Mi, Fa. ¡El acorde Sol11 mezcla los acordes de Sol y de Fa... salta a la “tercera” de la “tercera”!

    Volvamos al ejemplo anterior, Do11. Los tres primeros botones fueron 24.25.3. A, que nos dan Do mayor; los restantes, 4.5.18. A (Sib, Re, Fa) nos dan un acorde nuevo... ¡Si bemol mayor!

    (Una pequeña pausa: la “tercera” de Do es Fa, y luego la “tercera” de Fa es un acorde alterado, Si bemol. ¿Por qué, si eso no lo habíamos visto antes: un acorde mayor con alteraciones? Sucede que el salto tono, tono, semitono (para llegar al grado IV) a partir de Fa, nos da: Sol, luego La... y el salto de semitono no alcanza para llegar a Si, se queda abajo: Si bemol.) Pero bueno, perdón por interrumpir: sigamos adelante simplificando el acorde de Sol11. Sin el III ni el V:
    26.6.7.8. C
    Eliminando el grado 9:
    26.6.8. C
    El grado I-11...
    26.8. C
    Finalmente, la inversión 11-I (Do-Sol):
    16.18. C
    Aquí la pregunta queda: si el acorde 11 nos lleva a la “tercera” de la “tercera”... ¿Hacia dónde nos llevará el acorde Fa11?
    >Fa 11 (I-Fa, III-La, V-Do, VIIb-Mib, 9-Sol, 11-Sib)
    Los tres últimos sonidos nos dan la respuesta: Mi bemol mayor es la “tercera” de Si bemol. El acorde Fa11 es impracticable en nuestro acordeón GCF. Sucede que la “tercera” de la “tercera”, partiendo de Fa, es Mi bemol mayor. Imaginen que por un lado hacemos Fa mayor:
    3.4.5. C (Fa, la, Do)
    Y por otro Mi bemol mayor:
    22.3.4. A (Mib, Sol, Sib)
    Aquí estarás notando que yo hice trampa: el acorde de Mi bemol mayor es más grave que el de Fa mayor. Llegamos así a la exageración: Para sonar el acorde Fa 11 como debe ser, o sea Fa mayor abajo y Mi bemol arriba, necesitaríamos dos acordeones sonando juntos. Porque, para subir una octava después de los tres grados iniciales (el acorde Fa mayor) necesitaríamos al primer acordeón tocando 3.4.5. C y además 1. C (Mi bemol) y otro acordeón tocando 7.8. A (Sol, Si bemol). El acorde Mi bemol mayor una octava arriba es impracticable. Caray, qué extraño: el acorde 11 nos hace saltar dos “terceras”. Eso no lo sabía. Pero en fin, vamos adelante. Como ya se imaginarán (qué complicado es todo esto) ni siquiera podemos crear un acorde eliminando los grados III y V, porque el grado 9 estorba, así que vámonos directo a las consonancias I-11:
    14.4. A
    Y su inversión 11-I (Sib-Fa):
    4.18. A
    ¿Saben ustedes qué impresión me deja la consonancia en inversión 11-I y, en general, este acorde de onceava? Como el de un comienzo. Como si fuera la música de una película cuando va empezando. Imaginemos esto: el silencio. Luego, entra suavemente...
    4.18. A
    Y entonces, ¡bam! ¡Fa mayor!
    3.4.5. C
    4. C
    5. C
    3.4.5. C
    Bueno, es sólo una idea, espero que quede clara. Vamos a llevarla más adelante. Vamos a alejar ambos sonidos. Hagamos un Do11 como una consonancia en inversión 11-I pero este grado I (Do) una octava arriba:
    3.8. C
    Y entra Do mayor:
    13.14.15. C
    Suena bien. Vamos a hacer lo mismo con Sol, consonancia invertida 11-I:
    16.21. C
    Y entra Sol mayor:
    26.27.28. C
    En este último ejemplo nos fuimos hasta el final del teclado. Pero aquí hay un problema técnico. La lengüeta (el pito) de Sol en el botón 21.C es tan pequeña, que Do (16. C) le “roba” el aire, impidiendo que suene. En mi caso tuve que pisar 21. C justo un instante antes de pisar 16. C para conseguir que ambos sonidos se escuchen al mismo tiempo. No sé si tu acordeón tiene el mismo problema: quizá sea una cuestión de Física. Aquí cabe una aclaración: no podemos alejar la consonancia 11-I de Fa, ya que Si bemol se produce siempre abriendo el fuelle y el sonido más agudo de Fa sólo cerrando: 9. C (pero la consonancia que ya vimos, 4.18. A, ya es bastante agradable). En resumen: tal vez podamos usar este acorde (sobre todo, la consonancia en inversión 11-I) como el inicio, muy sutil, de una pieza musical.

    Un acorde que conserva el nombre del grado IV es el de Cuarta añadida: I-III-V-IV. También: add4, (4), add11, (11). Es fácil ver que es simplemente un acorde mayor con el grado IV “añadido”.
    >Do add4 (I-Do, III-Mi, V-Sol, IV-Fa)
    13.14.15.3. C
    Suena incómodo. Es como si el grado IV (Fa) estorbara. Si observas la primera gráfica de este post (viernes 19 de febrero del 2010) verás que el tono de Fa está “en medio” del acorde de Do mayor. Quizá debiéramos hacer ese Fa una octava arriba:
    13.14.15.6. C
    ¡Qué cambio! Ahora ese Fa da un toque poético al acorde. Si mantenemos esa mecánica, sus consonancias I-IV y IV-I son las que ya estudiamos como I-11 y 11-I.
    >Sol add4 (I-Sol, III-Si, V-Re, IV-Do) (de nuevo, este último grado una octava arriba)
    26.27.28.19. C
    >Fa add4 (I-Fa, III-La, V-Do, IV-Sib) (sólo abriendo)
    14.15.28.8. A
    Creo que la “cuarta añadida”, a pesar de su nombre, no añade nada a nuestro repertorio. No es más que una onceava pero un poco más pesada.

    El acorde llamado Suspendida es simplemente la suma de los tonos que dan origen a la “primera”, “tercera” y “segunda”: I-IV-V. También se le llama: sus, sus4, y a veces se le conoce erróneamente como “*”. Hagámoslo directo y a otra cosa:
    >Do sus (I-Do, IV-Fa, V-Sol):
    13.3.15. C
    >Sol sus (I-Sol, IV-Do, V-Re):
    26.16.28. C
    >Fa sus (I-Fa, IV-Sib, V-Do):
    14.4.28. A

    Y finalmente, el acorde de Séptima suspendida cuarta: I-IV-V-VIIb es justo el que acabamos de ver pero con el grado VIIb añadido. También se le conoce así: 7sus, 7sus4.
    >Do 7sus (I-Do, IV-Fa, V-Sol, VIIb-Sib):
    24.14.3.4. A
    >Sol 7sus (I-Sol, IV-Do, V-Re, VIIb-Fa):
    26.16.28.6. C
    >El acorde Fa 7sus (I-Fa, IV-Sib, V-Do, VIIb-Mib) es impracticable, a menos que le demos vuelta y sonemos Mi bemol justo debajo de los demás:
    22.14.4.28. A (Mib, Fa, Sib, Do)

    Pues bien: ahí quedó el grado IV, conocido también como grado 11. En general, creo que me decepcionó: yo esperaba más de este grado. Aún así, espero que algo de todo esto les haya dejado algún acorde o consonancia útil para utilizar en el futuro.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Dom Mayo 16, 2010 3:29 pm

    Con el acorde de Treceava volvemos a la situación del acorde mayor (I-III-V) al que se van sumando otros tonos: I-III-V-VIIb-9-13 (Grado 13 equivale al grado VI). También se le conoce como: “13”. Este grado 13, o sea el VI, es el relativo del grado I. ¿Qué tal sonará?

    >Do 13 (I-Do, III-Mi, V-Sol, VIIb-Sib, 9-Re, 13-La) (Sólo abriendo el fuelle):
    24.25.3.4.5.19. A
    Si oprimes 24.25 con el pulgar, pueden tocarse los seis botones. Vamos a intentar este acorde con tan sólo los grados I-9-13 (Do, Re, La). Ahora ya puede hacerse cerrando:
    13.28.7. C
    ¿Estarán demasiado lejos los sonidos? Sonándolos consecutivos, en una misma escala:
    13.25.4. C
    Sacando al grado 9 (Re) hacia otra octava (Do, La, Re):
    13.4.28. C
    Suenan muy parecido. Vamos a invertirlos. Primero, grados 9-13-I (Re, La, Do):
    13.27.28. A
    ¡Suena bien! Y finalmente, sólo los grados 13-I (La, Do):
    23.28. A
    Éste último tiene un sonido agradable.

    >Sol 13 (I-Sol, III-Si, V-Re, VIIb-Fa, 9-La, 13-Mi):
    23.24.25.3.4.17. C
    Más o menos puede sonarse. Con los grados I-9-13 (Sol, La, Mi):
    23.4.17. C
    Tiene una vibración especial. Vamos a invertirlo 9-13-I (La, Mi, Sol):
    23.25.3. A
    Suena un poco “cerrado”, las notas están muy cerca. Alejando Sol una octava:
    23.25.7. A
    Sólo los grados 13-I (Mi, Sol):
    14.18. C
    ¿Cuál será mejor?

    >Fa 13 ((I-Fa, III-La, V-Do, VIIb-Mib, 9-Sol, 13-Re):
    3.4.5.1.29.31. C
    Éste sí que no se puede. Hay que pedir ayuda para ese 29.31; además, estos dos botones tienen dificultad para sonar por ser tan agudos. Veamos solamente los grados I-13-9 (Fa, Re, Sol) (Alejamos a Sol una octava arriba):
    3.28.29. C
    Inversión 9-13-I (Sol, Re, Fa):
    23.25.6. C
    Y finalmente, los grados 13-I (Re, Fa)
    25.6. C
    ¿Suena débil? Quizá tiene más fuerza el 23.25.6. C.

    También existe el acorde menor 13, o m13. Veámoslo con la fórmula I-IIIb-13, para no complicarnos.

    >Re m13 (I-Re, IIIb-Fa, 13-Si):
    13.14.16. A
    Inversión 13-I (Si, Re) (Ya no es acorde menor):
    12.17. A

    >Mi m13 (I-Mi, IIIb-Sol, 13-Do#)
    25.3.1. A
    Inversión 13-I (Do#, Mi) (Ya no es acorde menor):
    22.17. C

    >La m13 (I-La, IIIb-Do, 13-Fa#)
    15.28.30. A
    Inversión 13-I (Fa#, La) (Ya no es acorde menor):
    26.15. A

    >Si m13 (I-Si, IIIb-Re, Sol#) (Quizá sea incorrecto dentro de la tonalidad Do mayor):
    12.13.11. A
    Inversión 13-I (Sol#, Si) (Ya no es acorde menor):
    11.16. A

    Algo tiene esa inversión 13-I que suena agradable. ¿Por qué no la estudiamos como escala, añadiendo un Do más alto como grado VII?
    23.28. A (I-Do)
    12.17. A (II-Re)
    22.17. C (III-Mi)
    25.6. C (IV-Fa)
    14.18. C (V-Sol)
    30.19. A (VI-La)
    11.20. A (VII-Si)
    7.19. C (I-Do)

    Tuve que subir los sonidos de La y Si, para que la escala sonara (ese acorde 13-I de Si quedó medio extraño, pero no encontré otra opción). Sin embargo y pese a que esta escala no suena mal, resulta un poco difícil memorizarla. No sé qué opinen ustedes; en todo caso, ahí queda el sonido de treceava.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Sáb Mayo 29, 2010 11:23 pm

    Pasemos al acorde Suspendida 2, al que se formula así: I-II-V pero, para seguir con la lógica de los número arábigos (y para no sonar tan pesado), hagamos el grado II una octava arriba, o sea usando el grado 9. Su fórmula entonces, será: I-V-9. También le llaman: sus2, sus9, novena suspendida. Nosotros le llamaremos “sus9”. Por ser acordes sin grado III, es decir, no tienen “modo” mayor ni menor, podemos verlos todos:
    >Do sus9 (I-Do, V-Sol, 9-Re):
    13.15.28. C
    Inversión 9-I (Re, Do):
    25.16. C

    >Re sus9 (I-Re, V-La, 9-Mi):
    13.15.6. A
    Inversión 9-I (Mi, Re)
    2.5. A

    >Mi sus9 (I-Mi, V-Si, 9-Fa#):
    25.16.30. A
    Inversión 9-I (Fa#, Mi)
    26.29. A

    >Fa sus9 (I-Fa, V-Do, 9-Sol):
    3.5.18. C
    Inversión 9-I (Sol, Fa)
    15.6. C

    >Sol sus9 (I-Sol, V-Re, 9-La):
    26.28.7. C
    Inversión 9-I (La, Sol)
    4.18. C

    >La sus9 (I-La, V-Mi, 9-Si):
    15.6.20. A
    Inversión 9-I (Si, La)
    16.19. A

    >Si sus9 (I-Si, V-Fa#, 9-Do#):
    12.26.1. A
    Inversión 9-I (Do#, Si)
    22.27. C
    Inversión 9-I (una octava arriba)
    1.20. A

    Como ya habrán notado, tuve problemas con el acorde Si sus9: no pude sonarlo sino una octava abajo. Su inversión una octava arriba, 1.20. A, que es difícil pero suena más de acuerdo.

    No se puede negar que el sonido de “novena” es agradable. Sobre todo sus inversiones; sin embargo, llevan consigo un sonido un tanto “quejumbroso” que quizá sólo en “paradas” (o sea al detener una melodía) puedan usarse.

    El último acorde de esta lista es el de Séptima suspendida novena: I-II-V-VIIb, y no es más que el anterior, suspendida 9, con el grado VIIb añadido. Su nombre es un poco contradictorio, se le conoce así: 7sus2, 7sus9. Mejor usemos el 7sus9, modificando su fórmula así: I-V-VIIb-9.
    >Do 7sus9 (I-Do, V-Sol, VIIb-Sib, 9-Re) (sólo es posible abriendo):
    24.3.4.5. A

    >Re 7sus9 (I-Re, V-La, VIIb-Do, 9-Mi):
    13.15.28.6. A


    >Mi 7sus9 (I-Mi, V-Si, VIIb-Re, 9-Fa#):
    25.16.17.30. A

    >Fa 7sus9 (I-Fa, V-Do, VIIb-Mib, 9-Sol):
    3.5.1.18. C

    >Sol 7sus9 (I-Sol, V-Re, VIIb-Fa, 9-La):
    26.28.6.7. C

    >La 7sus9 (I-La, V-Mi, VIIb-Sol, 9-Si):
    15.6.7.20. A

    >Si 7sus9 (I-Si, V-Fa#, VIIb-La, 9-Do#):
    12.26.27.1. A

    Si pudiéramos ver este acorde en una gráfica notaríamos algo curioso: nos da tres tonos consecutivos. Por eso tiene un sonido más pesado. Tomemos el ejemplo del acorde Sol 7sus9. Como se llama “Sol”, por fuerza debe llevar el tono de Sol. Ahora: recordemos que en algún momento al grado raíz le llamamos “8”. El grado 7 es Fa, luego el 8 que es Sol y luego el 9, La.

    O sea Fa, Sol, La, tonos consecutivos, con el grado I en medio. El grado V, Do, es el único un poco alejado de los demás. Probemos Sol 7sus9 sin el grado V:
    26.6.7. C
    Ya resulta un poco más claro, para el oído, que esos tres tonos (I, 7, 9) están “pegados”, demasiado cerca unos de los otros.

    Y aquí termina mi lista de acordes. Hemos acompañado al grado I con los grados IIb, III, IIIb, V, V#, VII, VIIb; también con los grados II (9), IV (11) y VI (13). Si recuerdan, nos brincamos el grado Vb porque produce el “tritono”, que es desagradable. De este modo, podemos decir que hemos recorrido los doce tonos de la escala cromática; así que, por lo que respecta a mis (limitados) conocimientos, queda cerrada la búsqueda de acordes dentro de la tonalidad de Do mayor.

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  El Samo el Dom Mayo 30, 2010 12:08 am

    Para terminar este texto, voy a señalar algo que creo ha sido evidente: los acordes más interesantes, aquellos que tienen más “personalidad”, fueron los que vimos primero: los mayores, los septimados, y algún otro que por ahí les haya sonado bien. De ahí en fuera los acordes han sido, más que nada, experimentación.

    Del mismo modo, los cambios más importantes se producen entre “primera”, “segunda” y “tercera”, todos ellos acordes mayores, y de vez en cuando el acorde II menor antes de la “segunda”. Espero que eso haya quedado claro. Es lo básico: lo que todo músico necesita para empezar. No se compliquen la vida memorizando acordes “extraños”, si no tienen bien claro esto primero.

    Quiero añadir algo, que ahora caigo en cuenta: los acordes de “sexta” (grado VI) y los de “treceava” se parecen mucho pero no son iguales; lo mismo sucede con los acordes de “cuarta añadida” y “onceava”. Y es que esencialmente se forman con los mismos grados pero sus fórmulas son diferentes.

    Ahora bien: el acordeón GCF nos ofrece tres tonalidades, de las cuales sólo hemos visto una: la de la línea central de botones, que es Do mayor. Eso significa que tenemos pendientes...

    >La tonalidad de Sol mayor, que es la más grave del acordeón. Con sus propios grados y sonidos particulares.

    >Y la tonalidad más aguda, que es Fa mayor. Que igualmente tendrá sus particularidades.

    Pues bien: por razones de trabajo no puedo prometer el ponerme a trabajar de inmediato en estas dos nuevas tonalidades. Pero sí quiero comprometerme ante ustedes, si es que Dios me lo permite, a seguir adelante hasta lograrlo en un futuro próximo. ¡Gracias a todos por su apoyo! cheers

    El Samo
    Acordeonero Profesional
    Acordeonero Profesional

    Cantidad de envíos: 63
    Puntos: 103
    Reputación: 28
    Fecha de inscripción: 23/01/2010
    Edad: 52
    Localización: Huasteca, México

    El Post completo en formato Word

    Mensaje  El Samo el Vie Ago 13, 2010 11:14 pm

    Amigos, una gran disculpa!

    Ha pasado mucho tiempo y sólo hasta ahora, por diversos motivos, he podido subir la información de este post a un servidor:

    mediafire.com mediafire.com/?geg0vlbg1bbe7ny

    Es un archivo de apenas 1.18 MB, e incluye todos los temas aquí presentados (con su respectivo título) y las gráficas también, todo en formato Word. Si alguien lo baja, por favor infórmeme si hay o no problemas de compatibilidad.

    Gracias a Fabio Nuez, quien sugirió la idea de convertir todo esto a Word, y al Admin, que la apoyó.

    Nuevamente una disculpa a todos!

    Franco Arguelles
    Rey Vallenato
    Rey Vallenato

    Cantidad de envíos: 152
    Puntos: 151
    Reputación: -61
    Fecha de inscripción: 22/07/2010
    Edad: 18
    Localización: San Pedro Uraba

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  Franco Arguelles el Dom Sep 25, 2011 10:13 am

    "Aprender música leyendo teoría musical es como hacer el amor por correo" Luciano Pavarotti

    jcquintero
    Acordeonero Aficionado
    Acordeonero Aficionado

    Cantidad de envíos: 38
    Puntos: 56
    Reputación: 0
    Fecha de inscripción: 20/09/2010
    Edad: 34
    Localización: Melbourne, Australia

    Re: Escalas y acordes: Armonía para el acordeón diatónico GCF

    Mensaje  jcquintero el Vie Oct 07, 2011 1:05 am

    Amigo, no sabe cuanto le agradezco, esto son perlas, probablemente el mejor tutorial sobre diatonico de todo internet. Muchas gracias!!

      Fecha y hora actual: Lun Dic 22, 2014 7:22 am